Cómo perdonar cuando has sido herido

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. Efesios 4:32

Si somos sinceros vamos a admitir que perdonar no es una tarea fácil.

• Tenemos dificultades para llevarnos bien con la gente.
• Hay gente que nos causa mucho enojo,
• Hay quienes nos tratan mal,
• Hay quienes chocan con nosotros.
• Hay quienes están constantemente saboteando nuestros planes por medio de sus acciones.

Sin embargo, es en este contexto que Pablo nos dice que debemos perdonar. Observemos de más cerca la palabra “perdón”.

Personalmente veo que hay tres clases de perdón:

1) El perdón que le das a alguien que te lo pide. Alguien que se arrepiente genuinamente, y que no está siendo solamente amable. Alguien que cambia realmente. A esto se refiere Jesús cuando dice en Lucas 17:3 “Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale...”

2) La segunda clase de perdón es un poco más difícil. Es el perdón que tú le das a alguien que no se arrepiente; que no cambia, sino que te sigue causando problemas. Jesús dice en Mateo 6:12 que si nosotros perdonamos a aquellos que pecan contra nosotros, Dios nos perdona también. Si no perdonamos, Dios no nos perdona. Jesús aclara en Mateo 18:21 que si alguien prosigue pecando contra ti, tú debes seguir perdonándolo. ¿Cuántas veces? 70. El punto es perdona siempre.

3) El tipo de perdón más difícil es el que se le da a alguien que no solo no te lo pide, a alguien que no solo no cambia, que no solo no lo merece, sino a alguien que ni siquiera piensa que necesita tu perdón. Eso fue lo que hizo Jesús en Lucas 23:34 cuando dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen".

Lucas 6:37 dice, “perdonad, y seréis perdonados.”

Marcos 11:25 agrega, “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas”.

El punto es simple. Si quieres que Dios el Padre te perdone, entonces tú también debes estar dispuesto a perdonar a los que te han herido.

La biblia no nos ofrece alternativa. Nosotros hemos sido perdonados, entonces ahora debemos perdonar. Nuestra relación con nuestros hermanos será un reflejo de nuestra relación con Dios. Si hay un problema horizontal, entonces es probable que haya también un problema vertical que necesita ser arreglado.

Quiero ayudarles en este tema del perdón, y voy a ofrecerles siete puntos al respecto.

Pídele a Dios que te ayude

Cuando Jesús les enseñó a sus discípulos cómo orar, uno de los temas con los que trató fue acerca del perdón. El dijo en Lucas 11:4 “Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal”.

Ora. No subestimes el deseo del Señor en involucrarse en tal asunto.

Perdonar es algo que Dios hace muy bien. El disfruta el perdonar. El murió por perdonar.

Cuando Dios perdona: Los pecados del corazón, los pecados del cuerpo y los pecados de tu voluntad son perdonados.

Tomen nota del alcance del perdón de Dios:

• El nos perdona horizontalmente: “Cuanto está lejos el oriente del occidente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aclaración

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines. Julio Carreto. Predicador