En los tiempos bíblicos se pagaban impuestos

IMPUESTOS


Aunque en los tiempos bíblicos no había impuesto sobre las ganancias, la gente acostumbraba a pagar muchos otros impuestos. Por ejemplo, había un impuesto dedicado para el templo, para sostener el tabernáculo, había otro impuesto que la gente pagaba cuando se realizaba un censo. Este impuesto era tanto para el rico como para el pobre (Éxodo 30:13; 48:25-26). Mas adelante, los reyes y conquistadores impusieron pesados impuestos sobre la gente.

HECHOS ACERCA DE LOS IMPUESTOS EN LA BIBLIA

  • Los diezmos consistían en dar el 10% de las entradas como un acto espiritual agradable a Dios. Abraham le dio sus diezmos a Melquisedec, el Sumo Sacerdote de Salem (Jerusalén) (Génesis 14:18).

  • El pacto de Jacob con Dios incluyó el pago de los diezmos (Génesis 28:16-22).

  • Los primeros frutos eran una ofrenda a Dios de lo producido en el campo. Los primeros frutos servían para el sostenimiento de los sacerdotes (Levítico 23:10, 17; Exodo 23:18; Deuteronomio 26:1-11).

  • Los asirios impusieron impuestos pesados (2 Reyes 15:20; 17:4). Los persas también pusieron terribles impuestos sobre los judíos (Nehemías 5:14, 25; Esdras 4:1; 3, 20; 7:24).

  • Los impuestos romanos eran también muy pesados (Mateo 17:24; Romanos 13:7).

  • Juan el Bautista le dijo a algunos recolectores de impuestos que venían a él para ser bautizados que lo que ellos hacían no era legal (Lucas 3:12-13).

  • El primer pescado que Pedro tomó en el Mar de Galilea tenía en su interior una moneda para que pudiese pagar los impuestos, como Jesús se lo ordenó (Mateo 17:24-27).

  • Mateo fue un recolector de impuestos. Zaqueo fue también un recolector de impuestos. El era un hombre de baja estatura que quiso ver a Jesús cuando él pasaba por Jericó y se subió a un árbol. Jesús lo vio y lo invitó a bajar (Lucas 19).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aclaración

Este Blog no tiene fines de lucro, ni propósitos comerciales, el único interés es compartir los gustos y las preferencias de su autor, con personas afines. Julio Carreto. Predicador